Mejorando las tasas de finalización de los alumnos

Uno de los principales escollos con los que se encuentran los impartidores de formación online es la baja tasa de finalización de los cursos por parte de los alumnos. No solamente llega con que el contenido del curso sea excelente y esté bien formado, existen otros factores que influyen de manera directa en la finalización del curso por parte del alumnado.

Ahora, pasaremos a analizar los puntos más importantes para mejorar esta tasa de finalización del curso, en donde la plataforma e-learning (LMS) elegida, va a tener una importancia crucial.

Requerimientos previos

Para poder llegar a la meta, es necesario comenzar con buen pie y con confianza. Tenemos que pensar que existen alumnos que es la primera vez que realizan un curso online o quizá es la primera vez que entran en una plataforma de elearning (LMS). Aunque manejen tecnología, pueden sentirse perdidos al entrar, por eso es importante que nuestro LMS sea lo más amigable posible, con una estructura clara de cursos, lecciones y recursos, además de tener una imagen atractiva y moderna.

Lo que podemos hacer, para que el inicio en el curso sea lo más tranquilizador y atrayente posible para el alumno, es:

  1. Enviar un correo personalizado de bienvenida, en donde se salude al alumno y se le ofrezcan algunas ayudas y explicaciones acerca del curso que va a realizar.

  2. Tener una guía didáctica del curso específica para el alumno. En esta guía, se le mostrarán los diferentes objetivos del curso, sus actividades, el temario, quienes son los tutores, los hitos del calendario, etc.

  3. Crear una portada informativa para el curso. Es lo primero que verán al entrar, aparte de sus números relevantes. Conviene que sea corta, pero interesante, donde se explique de qué trata el curso y quién va a ser su tutor o tutores.

Estas estrategias servirán para que el alumno se sienta cómodo, seguro de lo que va a realizar, sepa en todo momento qué esperar, a quién dirigirse y cómo hacerlo en caso de duda. Por supuesto, el LMS deberá poder ofrecer todas las herramientas necesarias para llevar a cabo todas estas tareas.

Puede parecer que estas opciones son redundantes, pero cada una tiene un objetivo diferente aunque complementario.

Seguimiento automático y calendario

Una de las formas más efectivas de motivar y de hacer que el alumno finalice el curso, es marcarle los tiempos de estudio. Es decir, tener un calendario pormenorizado para el alumno, en donde se indique en todo momento en dónde se encuentra, qué hitos inminentes tiene en cada momento y dónde debería encontrarse a lo largo de la formación. Puedes encontrar toda la información en el artículo Calendario Adaptativo

Además, se pueden marcar hitos de otro tipo, que "tiren" del alumno para incentivarlo a continuar con el curso. Por ejemplo, que se le señale que tiene que avanzar más deprisa o que tiene que realizar una evaluación en concreto antes de un tiempo determinado o que lleva demasiado tiempo sin interaccionar con el tutor u otros alumnos.

Contenidos

El contenido, es el punto crucial para que los alumnos no dejen el curso. Es necesario que nuestro contenido esté bien estructurado, sea dinámico, atractivo y formativo de verdad.

Se ha comprobado que leer en una pantalla a veces resulta difícil para las personas que no están acostumbradas, y las personas que están acostumbradas, suelen realizar lo que se llama lectura en diagonal del texto. Por lo tanto, para hacer más atractivo y mantener la atención del alumno, y sin necesidad de abusar de diseños efectistas o complejos, se puede mezclar el texto con imágenes, videos o gráficos explicativos, y destacar los puntos importantes para una primera lectura rápida.

La extensión del contenido tiene que estar muy bien medida, no tener textos o videos demasiado largos, pero tampoco realizar contenido muy corto que no profundice en la materia que se está tratando.

Estas acciones sobre el contenido, nos ayudarán a que el alumno no desista y abandone nuestro curso.

Comunicación

Una vez tengamos nuestros contenidos creados y revisados, viene otro de los pilares de la formación online efectiva: la tutorización. Los alumnos necesitarán saber que cuentan con el apoyo de un tutor real al cual puedan preguntar (¡y responda! A ser posible rápido), y que les ayude a superar los obstáculos que encuentran en el curso.

A continuación te explicamos 3 formas de mejorar el contacto con tus alumnos, y reducir así el número de abandonos.

1.- Indicar datos de contacto precisos

Por supuesto, el LMS, deberá tener un sistema propio de mensajería interna entre tutores y alumnos, así como otras formas de comunicación síncrona (chat, clases en directo, tutorías en directo...) y asíncrona (mensajería, foros, muro...).

En lo que respecta a los tutores, se puede establecer una política de responder en menos de 24 horas laborables, por ejemplo, y es importante que el alumno conozca esta regla.

Para otras cuestiones ajenas al contenido, como temas administrativos, soporte técnico, etc... es importante que desde el primer día el alumno sepa cómo y con quién debe ponerse en contacto cuando tenga dificultades con el curso. En este sentido es importante, tener un correo de contacto y/o un teléfono directo con el soporte del centro. Estas cuestiones no deberían ser gestionadas por los tutores.

2.- Ofrecer también comunicación síncrona

Aunque a priori pueda parecer un contrasentido, pues va en contra de la filosofía de la educación online, usar herramientas de comunicación síncronas reforzará el vínculo entre el alumno y el tutor.

Si un alumno se encuentra realmente en apuros, no hay nada como una conversación en directo para resolver un problema, para ello la plataforma deberá incorporar herramientas de comunicación síncrona integradas en el LMS, como por ejemplo un chat y clases o tutorías uno a uno en directo.

3.- Ten en cuenta los límites de Internet a la hora de comunicar

Al no existir en Internet generalmente comunicación gestual, se hace mucho más difícil transmitir los pequeños matices. Por ello es fundamental conocer por ambas partes la existencia de lo que se llama netetiqueta (reglas de educación y comportamiento a la hora de escribir o comunicarse a través de internet, ya sea en foros, muros, mensajería, etc). 

El uso adecuado de emojis y otras convenciones no verbales pueden aportar mucho a una conversación electrónica. Los tutores deberían tener formación específica sobre esto por parte de la empresa.

Es decir, hay que ser consciente del medio que se está usando para evitar malentendidos, pues en la formación online es muy complicado interpretar el tono de una respuesta. Esto es algo especialmente importante por parte de los tutores.

Conclusión

Siguiendo las indicaciones esbozadas en este artículo, y el sentido común, conseguiremos reducir de manera considerable el abandono de los alumnos en nuestros cursos. Haz que los alumnos se sientan cómodos en la plataforma, diseña correctamente tus contenidos, aprovecha la comunicación y la retroalimentación con tus alumnos para mejorarlos, realiza un seguimiento y haz que tus alumnos se sientan siempre acompañados.

Todo esto lo podrás realizar de forma mucho más cómoda y eficiente con una buena plataforma de elearning, que piense realmente en la formación.

Plataforma SELF

Plataforma SELF

Somos la mejor plataforma española de e-learning. Ayudamos a tu empresa a impartir formación online de calidad de manera sencilla, eficaz y rentable, incluyendo formación bonificada con Fundae, subvencionada y los certificados de profesionalidad del SEPE.
Lo difícil en e-learning, es hacerlo sencillo. Más información...

También te puede interesar: